esenpt
Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 63

Para el presidente, el gobierno cumple “ un sueño”; para Mujica “en el norte empieza un nuevo país"

La ampliación de las plantaciones der caña de azucar en Artigas es un “hito” del proyecto “Uruguay productivo”, dijo Vázquez

A lo largo de la principal calle de Bella Unión, en Artigas, y a la entrada del camino que lleva hasta lo que fue hasta hace poco el ingenio azucarero de CALNU, los dirigentes locales del Frente Amplio colocaron algunos carteles con un único eslogan: "El país productivo en marcha". Con esa frase los dirigentes locales del partido de gobierno expresaron su felicidad porque ayer miércoles 28, el presidente Tabaré Vázquez cumplió con una de sus promesas electorales: reactivar y ampliar la producción de caña de azúcar en la zona.

Además, el gobierno anunció que arrendará unas 1.200 hectáreas a los pequeños productores del lugar para plantar caña, y entre ese grupo de beneficiarios evalúa incluir a las 22 familias que desde e!15 de enero de este año ocupan 36 hectáreas en Colonia España, ubicada a pocos quilómetros de Bella Unión.

Unas enormes letras amarillas ubicadas sobre el viejo ingenio de CALNU anunciaban ayer la presencia del nuevo dueño: Alcoholes del Uruguay (Alur), una sociedad anónima cuyos propietarios son dos entidades estatales (ANCAP tiene el 90% de las acciones y la Corporación Nacional para el Desarrollo el restante 10%). Alur se hizo cargo del ingenio el 25 de enero como garantía por la deuda de U$S 20 millones que la ex CALNU tiene con el Banco República.

El Estado se hizo cargo de esta industria con el objetivo de ampliar la plantación de caña para producir azúcar y alcohol.

La puesta en marcha de este proyecto fue celebrada por Vázquez que encabezó el acto de inauguración de la primera zafra azucarera de Alur, en el que también estuvieron los ministros José Mujica (Ganadería), Jorge Lepra (Industria) y las embajadoras de los gobiernos de Venezuela y Cuba.

El mandatario recordó, en una improvisada rueda de prensa, que desde 1994, cuando fue por primera vez candidato a presidente, viene planteando la necesidad de ampliar la producción de caña de azúcar.

El primero de marzo de 2005, Vázquez había anunciado que una de las prioridades de su gobierno sería poner en marcha medidas para ampliar la producción de caña de azúcar.

Ayer miércoles, Vázquez dijo que se logró "concretar lo que era un sueño. Lo habíamos hablado en 1994, recuerdo que se nos dijo de todo, que esto era imposible, pero lo hemos visto cumplir".

"Acá existe una potencialidad muy grande", agregó el jefe de Estado, y por ello recordó que durante su entrevista con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, conversaron sobre la necesidad que tiene ese país de comprar alcohol carburante. "Se abren caminos importantes", aseguró.

Vázquez dijo que "ya hay muchos trabajos sobre el Uruguay productivo" —uno de las principales propuestas de la izquierda durante la última campaña electoral— pero aseguró que el comienzo del trabajo de Alur de ayer es un "hito".

La puesta en marcha de Alur se financió con un acuerdo que a fines del año pasado firmaron los gobiernos de Uruguay y Venezuela. A través de ese acuerdo, la estatal Petróleos de Venezuela aportó a ANCAP U$S 7 millones. El ente petrolero pagará esa deuda exportando a Venezuela la producción de alcohol.

Con ese dinero, Alur refaccionó las instalaciones del viejo ingenio con un costo de U$S 1 millón, según informó el presidente de la empresa y vicepresidente de ANCAP, Raúl Sendic.

Además, Alur prevé que a fin de año comience a operar una destilería de origen brasileño con capacidad para procesar 120 metros cúbicos de alcohol por día. El costo de este emprendimiento será de unos U$S 4 millones.

Para la zafra que quedó inaugurada ayer miércoles, Alur sumó 1.400 hectáreas de caña a las 3.200 que poseía la ex CALNU.

El gobierno estima que para el año próximo se procesará lo producido por seis mil hectáreas de caña, y prevé que dentro de dos años se llegará a las diez mil hectáreas plantadas.

"No vivir del garrón". Durante el acto de inauguración de la zafra, el ministro de Ganadería, y líder tupamaro, saludó a los pobladores de Bella Unión a quienes señaló como los grandes responsables para que la producción de caña de azúcar no desapareciera.

"Este pueblo nos dio aliento a aquellos pocos que la peleábamos en el sur intelectual", dijo el dirigente del sector cuyo fundador, Raúl Sendic, impulsó la organización sindical de los cañeros de la zona a comienzos de los años '60.

Mujica admitió que el gobierno se enfrenta a un desafío porque la "sociedad de Bella Unión está fragmentada" y le "cuesta creer y tener esperanza".  El ministro convocó a "hacer cosas", y a que los productores y jerarcas de Alur "les vuele la bata" y lleguen a producir 10 mil hectáreas de caña de azúcar.
Además, reclamó a la población que se de cuenta que "acá en el norte está empezando un nuevo país (...) en el que hay que darle pelota al trabajo antes que nada, y si tenemos que enfrentarnos con contradicciones nos enfrentemos, pero primero laburemos. No organicemos la lástima, reneguemos de vivir del garrón, tenemos que vivir con el sudor y de frente".

Por su parte, Sendic dijo que ayer se inició la "concreción de un compromiso del gobierno" y anunció que se estaba frente a la última zafra azucarera ya que a partir del año que viene comenzará definitivamente la etapa sucroalcoholera cuando esté funcionando a pleno la destilería.

Sendic informó que la puesta en marcha de este emprendimiento tendrá un "importante impacto" en la elaboración de empleo. Se prevé que cuando todo esté en funcionamiento se dará trabajo a unas 3.500 personas. Actualmente, hay cerca de 2.000 fuentes e trabajo.

Ocupación. Dentro del proyecto, el gobierno también tiene pensado arrendar unas 1.200 hectáreas a pequeños productores que "nos posibilite la extensión de la plantación  y ¡es permita a los trabajadores poder producir  caña de azúcar", anuncio Sendic. Explicó que Alur se hará cargo de las mas de mil hectáreas que pertenecen en gran mayoría al Instituto Nacional de Colonización (INC) y se la arrendará a los productores. El titular de Alur dijo que además se les entregara mquinaria que facilite e! proceso de siembra y cosecha.

Sendic informó también que trabajan junto al Banco República para habilitar nuevamente los créditos a los productores.

El jerarca dijo a Búsqueda que Alur está evaluando incluir dentro del grupo de productores a los que se les arrendará hectáreas, a las personas que están ocu¬pando un terreno cercano al ingenio.

Vázquez fue consultado ayer poca ocupación y aseuro que el tema se estaba "solucionando''.
El domingo 15 de enero de este año, un grupo de cañeros ocuparon 36 hectáreas del INC reivindicando a "los peludos" —así se denomina a los productores de caña que integraron el Movimiento de Liberación Nacional (MLN-Tupamaros) en la década de los '60 en Bella Unión—, reclamando tierras y asegurando que  lo hacían ante "promesas incumplidas".

Fuente: "Semanario Búsqueda"
 

Escrito por