esenpt
Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 63

CND destinará U$S 60 millones para conceder microcréditos a emprendimientos productivos

  La Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) tiene previsto destinar U$S 60 millones en cuatro años, para conceder microcréditos que impulsen el desarrollo de pequeños emprendimientos, ya sea a nivel personal, o en grupos de trabajo. El presidente de la CND, Alvaro García, destacó en diálogo con LA REPUBLICA, el proyecto de que la institución sea una banca de segundo piso para micro-pequeños emprendimientos y a la vez agente promotor de microfinanzas a través de terceros.

Estos fondos, que provienen de diferentes instituciones internacionales y estatales, tendrán como fin darle una nueva cara al financiamiento para pequeños emprendimientos, algo que no está desarrollado en Uruguay.

García admite que existe un desconocimiento por parte de la CND sobre la operativa global de este mercado, que se desarrolla en varias naciones latinoamericanas y africanas. La crisis de 2002, llevó a que en el país surgieran nuevas necesidades crediticias para llevar adelante emprendimientos que requieren de poco capital, a los cuales la banca tradicional no está dispuesta a atender por los costos que esto conlleva.

Cuando se habla de microcréditos para emprendimientos, se mencionan cifras que en muchos casos no superan los U$S 2.000 y van a un piso que incluso puede llegar a U$S 100.

Una de las experiencias que se piensa trasladar a Uruguay es la que Bandes (banco de desarrollo venezolano) lleva adelante en esa nación caribeña.

Bandes compró recientemente Cofac y es a través de esa institución que la CND podría canalizar parte de los fondos dispuestos para este proyecto.

Pero a su vez se está realizando un relevamiento en el interior del país, para conocer las instituciones (generalmente cooperativas) que actúan en las diferentes localidades. En este sentido García destaca que son esas instituciones las que tienen un mayor conocimiento sobre a quién se le puede otorgar créditos, ya que conocen generalmente cuál es el comportamiento de los vecinos del lugar. Estos créditos tendrán un fondo de garantía que actuará como respaldo, ante la posibilidad de impagos.

También y en el mismo rumbo se desarrollará sobre fines de junio un seminario sobre microcrédito, para conocer la experiencia internacional en el tema y ver cómo se puede aplicar a Uruguay.

No obstante, García indica que debe reconocer la existencia de "una especie de chacrismo en lo que se refiere al fomento de las pequeñas y medianas empresas", destacando que le parece "interesante" la experiencia que en microcréditos está desarrollando el Movimiento de Participación Popular (MPP), sector político que con fondos propios realiza préstamos para pequeños emprendimientos.

Si bien las personas pueden tener un proyecto de microemprendimiento, muchas veces la maraña de trámites administrativos las desalienta en su iniciativa.

Por esta razón, el presidente de la CND está impulsando que el edificio donde funciona la Corporación albergue reparticiones de asesoramiento de otras instituciones, como ser el Banco de Previsión, Banco República, Ministerio de Trabajo, Dirección General Impositiva (DGI) y LATU.

De esta manera no sólo se asesora, sino también se tiene concentradas en un lugar físico, reparticiones que permiten, por ejemplo, que una empresa se inscriba en los registros para actuar dentro de la formalidad.

Los fondos provendrán del BID, préstamos desde Italia y España y fondos propios aportados por el Ministerio de Economía. En la mayoría de los casos los préstamos, principalmente desde los Estados español e italiano, se encuentran encaminados.

El diagnóstico

En un diagnóstico realizado sobre la CND, por su actual administración, se destaca en un capítulo, las oportunidades que se presentan para la institución y a su vez las amenazas.

Dentro de las oportunidades se destaca el crecimiento de la economía y la estabilidad macroeconómica existente, junto al aumento de la inversión (en especial la extranjera), y el impulso de participación de proyectos que nuclean a los sectores público y privado.

A esto se agrega la disponibilidad de fondos públicos e internacionales para el desarrollo empresarial.

Pero dentro de las amenazas, se advierte "el mantenimiento de una visión equivocada de la CND por parte del sistema político y la sociedad en general", y "presiones para apoyar proyectos no viables".

Sobre este particular, el presidente de la CND reconoce que muchas veces llegan a su despacho personas o grupos con iniciativas que no concuerdan con el proyecto que existe para la nueva Corporación.

Por eso sobre su escritorio tiene un pequeño folleto titulado "Comenzamos una nueva etapa". "Les entrego el folleto y les digo: esta es nuestra visión".

El folleto tiene seis puntos, con el título "La CND en su rol de agencia de desarrollo nacional cumplirá los siguientes cometidos:

1) Banca de segundo piso para Mipymes y agente promotor de las microfinanzas.

2) Articulación de los esfuerzos de apoyo al sector Mipymes, a través del fomento de la asociatividad, competitividad e innovación,

3) Estructuración de proyectos de inversión para recuperación de capacidad instalada.

4) Articulación de negocios públicos privados, como gestor de proyectos y agente fiduciario.

5) Agente fiduciario y gestor de activos reales y financieros del sector público y

6) Colaboración en el desarrollo de mercado de valores.

Al final del folleto se indica "Agradecemos su presencia y lo invitamos a trabajar juntos".

Las finanzas

Las finanzas de la CND no están del todo bien.

Entre 1989 y 2005 sus ganancias por inversiones en el sector finanzas tuvieron como resultado un saldo neto positivo de U$S 25 millones, se gastaron U$S 19 millones en funcionamiento y tuvieron pérdidas por U$S 62 millones en diversos emprendimientos considerados en su mayoría como "catastróficos".

En resumen, la CND perdió entre 1989 y 2005, U$S 56 millones, que salieron de toda la sociedad.

Es por esta razón que los objetivos generales de la gestión actual pasan por buscar al culminar el ejercicio, resultados netos positivos, derivados de un incremento en la participación de ingresos por servicios, una mejor de ingresos financieros y austeridad en el gasto.

Dentro de las inversiones se piensa ir hacia un "riesgo moderado", con una gestión profesional de los riesgos globales de la Corporación.

Fuente: Diario "La República"

Escrito por