esenpt
Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 63

Máscaras de la Economía. Entrevista al Cr. Alvaro García Presidente de la CND

"En la CND que queremos no tiene lugar el clientelismo"

Preside la Corporación Nacional para el Desarrollo y es letrista de la murga Contrafarsa. El del contador Alvaro García es un trabajo duro: heredó una CND con experiencias desastrosas y múltiples investigaciones por irregularidades

La Corporación Nacional para el Desarrollo (CND) es un organismo de definición excepcional, pero castigado como pocos. El dinámico contador Alvaro García (44 años), está acostumbrado tanto a exponer ante un auditorio repleto de empresarios en Zonamérica (y entusiasmarlos con frases como "el gobierno cié izquierda cambia las relaciones gobierno-actores económicos y eso, entre otras cosas, genera la mejor oportunidad que tiene nuestro país en varias décadas") y en un plenario de militantes, explicándoles por qué sin una economía sólida y crecimiento sostenido no puede haber mejora de los ingresos de los trabajadores.

En la CND, luego de experiencias desastrosas que fueron objeto de sonadas investigaciones parlamentarias y judiciales, la nueva administración ha decidido potenciar algunos emprendimientos como Corporación Vial y Agolan, teniendo en cuenta que ahora tiene el 15% de las acciones de COFAC y reforzar su perfil de apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas (PYMES) . También aspira a que se concrete la participación privada en el paquete accionario de la CND, lo que podría agregar dos sillones en el actual Directorio.

Usted estaba desarrollando una muy buena carrera profesional en San Pablo cuando le ofrecieron el cargo de presidente de la CND. ¿Le costó la decisión de volverse a su país y  perder plata frente a un destino profesional muy bien encami¬nado en el principal centro económico de América Latina?

No, la decisión fue tomada relativamente rápido. Representa un gran desafío personal y profesional.

Cuando aceptó el cargo sabía que tomaba una empresa totalmente desprestigiada y que acaso tuviera patrimonio negativo. ¿Cuáles fueron los motivos que lo llevaron a aceptar el desafío de reconvertirla?

Básicamente la potencialidad que tiene la CND como institución que participe activamente en el desarrollo económico y social de Uruguay. Esa potencialidad es consecuencia de su naturaleza jurídica y de los cometidos asignados por ley.

¿Cómo definiría a la Corporación Nacional para el Desarrollo a la luz de su definición conceptual, de la experiencia y de su potencial?

Creo que es un excelente instrumento que tiene el Estado para dialogar y articular proyectos y negocios con el sector privado.

¿Sigue creyendo en la necesidad de una economía mixta, es decir de un apoyo estatal a los emprendimientos privados?

Sí; entiendo que el mercado no soluciona todos los problemas, por lo que son necesarias instituciones que intervengan en las 'fallas' del mercado a fin de obtener los fines que se determinen. En el caso de Uruguay, se trata de la colaboración y el incentivo al imprescindible desarrollo nacional.

¿Esto tiene que ver con la descentralización del país?

Entre otras cosas, sí, sin duda. La CND de futuro que visualizamos deberá contar con Agencias de Desarrollo en todo el país.

¿Qué CND  encontraron?

En estos momentos está funcionando una auditoría de la Auditoría Interna de la Nación, la cual arribará a sus conclusiones en los primeros meses de 2006. Paralelamente, en este primer período tenemos ya una visión inicial propia de la CND recibida. Estamos, desde nuestro ingreso, realizando un gran esfuerzo en la defensa del patrimonio de la CND, propiedad de sus tres millones de accionistas, a través de verdaderas batallas jurídicas en lo referido a créditos a cobrar y participaciones en empresas.

¿Qué medidas se están tomando para la futura reconversión de la CND?

Nos encontramos trabajando fuertemente en la elaboración de un Plan Estratégico que nos diga cuál será la CND que el país necesita en los próximos cuatro años y medio. Comenzamos hace un mes y medio en el proceso formal del Plan, y en función de la experiencia de este casi medio año de trabajo, conociendo la institución, el medio económico y las nuevas políticas que está llevando adelante el país, estamos en el medio de un proceso riquísimo, realizando 'el pienso' de la nueva CND.

¿Puede adelantar algo de lo que se está viendo en el Plan Estratégico?

Bueno, hay algunas medidas que están claras y otras que están definiéndose y se publicarán en un documento que presentaremos en un par de meses, aproximadamente. Está clara la definición de CND en su función de intermediación financiera como banca de 2° piso para micro, pequeñas y medianas empresas, así como la idea de jugar un rol protagónico en la definición de una visión país estratégica sobre las PYMES que, dicho sea de paso, nunca existió. También ha sido muy importante la definición de no participar con aportes de capital accionario en el área de capital de riesgo, que ha sido el área en que la anterior CND ha tenido las mayores pérdidas. Básicamente pensamos que la CND tiene mucho para aportar sin necesidad de que ese aporte sea necesariamente en dinero.

¿Sus principales exigencias están referidas a la competitividad y al gerenciamiento?

Sí, entre otras. Vemos a la CND con un enorme potencial en la articulación de proyectos y planes de negocios, entre agentes públicos y privados. Y dentro de nuestros roles estamos viendo la urgente necesidad para el país, de mejorar la profesionalidad en el estudio de los proyectos, de colaborar en la selección de gerenciamiento de excelencia para los proyectos en los que participemos, y en el control de la gestión de los mismos. En cuanto a la competitividad, pasa en gran medida por la mejora de la productividad, y en ésta, Uruguay tiene muchísimo campo para mejorar.

¿Aspira a que haya en la CND la participación privada que prevé la ley y que puede llegar hasta el 40%?

Sí, creo que sería sumamente deseable, pero para eso debemos contar con una CND sustancialmente diferente a la recibida. Veremos esa posibilidad en un par de años.

¿Cómo cayó su exposición ante los empresarios de Zonamérica?

Bien, creo. La mayoría de las exposiciones fueron muy interesantes y sobre todo y lo más importante, realizadas en positivo y con un interés común, que es el crecimiento del país a través de la realización de inversiones. Rescato como sumamente importante la iniciativa de Zonamérica, que contó con el apoyo del MEF, y estimo que se podrán ir mejorando los aspectos de la propuesta técnica en el futuro, pese a que ya en este primer foro surgió del documento final una excelente base para la acción.

¿Cuáles son sus ideas con respecto al futuro de la Corporación Vial?

Su potenciación como herramienta financiera, básicamente con dos roles: obtención de fondeo privado para realizar obra pública, y colaborar en la dinamización y construcción del mercado de valores a mediano y largo plazo en el país.

¿Cómo encara el proyecto con Ancap para reflotar definitivamente la producción de caña en Bella Unión?

El proyecto nos entusiasma muchísimo, porque entendemos que es una solución genuina y definitiva, a través de la reconversión de la caña para fabricar, además de azúcar, principalmente alcohol. Se termina una situación de endeudamiento de décadas, y se le da a la región una perspectiva de futuro.

¿Qué rol jugaría el Programa de Microfinanzas que se está armando junto con la Oficina de Planeamiento y Presupuesto?

Un rol importantísimo para potenciar el microcrédito, tema en el cual el país tiene que realizar un camino de aprendizaje, y que es fundamental como una de las puertas de salida del Plan de Emergencia.

¿Se convertirá finalmente la CND en una banca de segundo piso para microcréditos con profesionalidad y sin clientelismos?

Es una de nuestras aspiraciones básicas, y ya existen casos en los cuales se está operando muy bien. Deberemos trabajar para que crezca la actividad y el crédito llegue a quien lo necesita a un costo razonable. El clientelismo ha sido una enfermedad que ha existido en el país y obviamente en la CND que queremos no tiene lugar, absolutamente.

¿Qué rol jugarían este proyecto el BID y la cooperación española?

Un rol importantísimo. El BID va a operar el Programa de microfinanzas, y con la AECI nos encontramos renegociando algunas condiciones de un préstamo que ya se había conseguido, con la intención de adecuarlo a la realidad actual del mércado. Además estamos renegociando también un préstamo del gobierno italiano con el cual estaríamos cubriendo otras franjas que queremos alcanzar.

¿Puede haber otros organismos involucrados, además de la OPP cuyo apoyo se descuenta?

En el programa de microfinanzas, la OPP es el organismo ejecutor. Estamos trabajando muy coordinadamente, tanto con ellos como con los otros organismos estatales que tienen relación con el tema de micro, pequeñas y medianas empresas, como lo son la Dinapyme, Dinacyt y Dinae.

¿Siempre mantiene la idea de crear una ventanilla única en la antigua sede del Banco Pan de Azúcar, contigua a la CND?

Es un proyecto que estamos llevando adelante, con poca plata y mucha creatividad. El foco es la coordinación y unidad de esfuerzos. Creemos que hoy existen muchas respuestas tanto en el sector público como en el privado a las demandas de las PYMES, pero que esas respuestas están dispersas justamente debido a la carencia de una visión estratégica anterior del país en el tema. Ésta es la hora para actuar en ese sentido.

¿Cuáles son las novedades que trae de su reciente viaje a España, donde concurrió acompañado del presidente de la BVM y expertos de CPA Ferrere?

El viaje tuvo tres aspectos. Uno promocional del Uruguay (oportunidades de negocios en el país) en el que se realizaron tres presentaciones conjuntas en Vigo, Madrid y Barcelona. Un segundo aspecto para CND exclusivamente, fue el de negociación del préstamo español de microfinanzas; y un tercero de contacto con varias instituciones, básicamente catalanas, que tienen que ver con la CND que queremos y de las cuales fuimos a escuchar y aprender de sus experiencias. Destaco en este último aspecto la reunión mantenida con directivos de la Federación de Sociedades Anónimas Laborales de Cataluña, que son SA gestionadas y de propiedad de los trabajadores. En el aspecto promocional, entre otras posibilidades concretas, estaremos recibiendo en diciembre a un inversor español interesado en instalarse en Uruguay con actividades del sector de las comunicaciones.

ENTRE LA CORPORACIÓN Y LA MURGA

Me imagino que está harto de esta pregunta pero ¿cómo compagina su profesión de contador con su conocida vocación de letrista de Contafarsa, una de las principales murgas del país?

Muy bien, este año con muy poco tiempo debido a la alta carga de trabajo en la tarea en CND y a la pasión que le estamos poniendo todos los compañeros en la misma.

¿Ese gusto por la música popular se vincula con su militancia juvenil contra la dictadura?

El gusto por la música popular uruguaya viene por lo que uno ha escuchado desde chico en su casa, en la de sus amigos y en todos los ámbitos de nuestra sociedad en general. Sin duda en los años de la dictadura la música popular jugó un papel fundamental, y por suerte para mí, conocí y compartí experiencias con excelentes músicos uruguayos, lo que generó una linda amistad con varios de ellos.

¿Cuándo empieza su militancia política y cómo recuerda la generación 83?

Compartí la experiencia de muchos jóvenes de la época (año 80 en adelante, más o menos) en la vuelta a la democracia y la reconstrucción de las organizaciones gremiales, de estudiantes universitarios en mi caso. Soy integrante de la llamada generación 83, y para mí esa época será inolvidable y una de las que recuerdo con más cariño.

¿Qué le evoca el nombre de Jorge 'Choncho' Lazaroff?

Un ser humano excepcional en el estricto sentido de la palabra, una tremenda muestra de la calidad humana y artística que este país puede dar, una bellísima casualidad histórica el haberlo conocido y haber compartido muchísimas horas con él, y un enorme dolor la noticia de su muerte y su falta todos estos años.

¿Y el del contador Juan Carlos Dean?

Un colega de enorme calidad y sensibilidad, lamentablemente lo conocí muy poco tiempo, y siento que en esta etapa que vive el país, serían de enorme utilidad la palabra v la acción de Juan Carlos Dean.

Fuente: "Caras y Caretas"

Escrito por